El Sistema Internacional de Unidades

 El Sistema Internacional de Unidades

El Sistema Internacional de Unidades (SI), surgió de la necesidad de unificar y dar coherencia a una gran variedad de subsistemas de unidades que dificultaban la transferencia de resultado de mediciones en la comunidad internacional. El Sistema Internacional se convirtió en un sistema que pudiera ser adoptado por todos los países en el campo de la ciencia, la tecnología, las relaciones comerciales, la producción, los servicios, la investigación y la docencia.

HISTORIA:
El Sistema Internacional de Unidades (SI) proviene del Sistema Métrico Decimal. El Sistema Métrico Decimal fue adoptado en la I Conferencia General de Pesas y Medidas (CGPM) y ratificado en 1875 por 15 naciones. Para ese entonces se organizó la Convención del Metro, a la que asistieron representantes de 8 países, y en la que se nombró un Comité Internacional de Pesas y medidas (CIPM), con la finalidad de:
  • Estudiar el establecimiento de un conjunto de reglas para las unidades de medida.
  • Conocer la opinión de los círculos científicos, técnicos y educativos en todos los países.
  • Brindar recomendaciones para el establecimiento de un sistema práctico de unidades de medida para ser adoptado por todos los firmantes de la Convención del Metro.
Con el transcurso del tiempo se desarrollaron otros sistemas de medidas como:
  • El Sistema CGS sus siglas representan las unidades: centímetro, gramo y segundo, que fue utilizada principalmente por los físicos.
  • El sistema Giorgi conocido como el Sistema MKS, sus siglas representan al metro, el kilogramo y el segundo.
En el siglo XIX se desarrollaron las llamadas unidades eléctricas absolutas: el ohm, el volt y el ampere, impulsadas por el crecimiento de la industria electrotécnica, la cual buscaba la unificación internacional de las unidades eléctricas y magnéticas.
A mediados del siglo XX, después de diversos intercambios entre los medios científicos y técnicos del mundo, la X CGPM adoptó como unidades básicas: el metro, el kilogramo, el segundo, el ampere, el kelvin y la candela. Finalmente, en el año 1960 la resolución XII de la XI CGPM adoptó el nombre de Sistema Internacional de Unidades, cuya abreviatura es SI.
A partir de entonces, a través de las reuniones del CGPM y CIPM se le han añadido modificaciones de acuerdo con los avances de la ciencia y las necesidades de los usuarios del sistema.
Las ventajas que ofrece el SI, sobre todo los demás son múltiples. Entre ellas resaltaremos dos:
  • Es universal, ya que abarca todos los campos de la ciencia, la técnica, la economía y el comercio.
  • Es coherente, porque no necesita de coeficientes de conversión y todas sus unidades guardan proporcionalidad entre sí, simplificando la estructura de las unidades de medida y sus cálculos, lo que evita errores en su interpretación.
REGLAS PARA EL USO Y ESCRITURA DE LOS SÍMBOLOS DE LAS UNIDADES DE MEDIDA DEL SISTEMA INTERNACIONAL (SI)
  • Los nombres de las unidades se escriben con minúscula inicial, con caracteres rectos (con raras excepciones como el caso del ohm) independientemente del tipo de letra usado: metro, newton, kilogramo, hercio, vatio, faradio, milibar,... Los símbolos de las unidades del SI se escriben con letras romanas, a excepción del ohm. Para los nombres de las unidades son aceptables sus denominaciones castellanizadas de uso habitual siempre que estén reconocidos por la Real Academia Española. Por ejemplo: amperio, culombio, faradio, hercio, julio, ohmio, voltio, watio,... La Real Academia de la lengua Española prefiere para el newton la forma españolizada: neutonio. Los símbolos de las unidades se escriben, en general, con letra minúscula: m (metro); kg (kilogramo). Pero, los símbolos que corresponden a unidades derivadas de nombres propios se escriben con la letra inicial mayúscula, ejemplo: newton N, ampere A, hercio) Hz; vatio W. etc.
  • Los símbolos de las unidades no cambian de forma para el plural, no se deben utilizar abreviaturas, ni añadir o suprimir letras. Los nombres de las unidades toman una s en el plural, salvo que terminen en s, x o z. Por ejemplo: 10 newtons, 3 pascals. También se aceptan seguir las reglas gramaticales de formación del plural, aunque pueda sonar «raro»: 10 newtones, 3 pascales.

  • No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.